Causa y Origen de la Fobia Social

Debemos diferenciar las obsesiones propias de las fobias. La diferencia esencial es la siguiente: en toda obsesión hay dos elementos: 1º Una idea que se le impone a la persona, 2º un estado emotivo asociado. En las fobias, este estado emotivo siempre es la angustia, mientras que en las obsesiones propias, puede ser igualmente cualquier otro estado,  como por ejemplo la duda, el remordimiento o la culpa, la rabia, la agresividad, la cólera.

Mientras que las obsesiones son múltiples, mas especializadas y con mayor capacidad de sustitución, las fobias son mas monótonas y típicas. Dentro de las fobias, podemos distinguir dos tipos, caracterizado por el objeto de la angustia: primero, fobias comunes: miedo exagerado a aquellas cosas que todo el mundo teme algo, tales como la noche, la soledad, la muerte, las enfermedades, las serpientes, las ratas, las arañas, peligros en genera y segundo, fobias ocasionales: angustia que emerge en circunstancias especiales que no dan temor a una persona sana ( salir al exterior- fobia social- fobia a espacios cerrados). La mas comunes son la agorafobia ( espacios abiertos) y fobias de locomoción ( metro, coche, autobús ) . La angustia en estos casos no surge si la persona evita lugares que se la producirían.

En la agorafobia, la persona asocia el ataque de angustia con una situación determinada y lo controla evitando dicha situación. En la mayoría de las fobias, la persona no tiene ningún recuerdo que pueda asociar al ataque de angustia. Dice de experimentarlo de manera espontánea sin saber las causas exactas que se lo produjeron.

Este tipo de fobias donde no se visualiza un objeto o causa desencadenante del ataque de angustia hace que clasifiquemos este tipo de angustia dentro de la llamada neurosis de angustia donde podemos incluir los ataques de pánico, trastornos de ansiedad generalizada y otros mas.

Analizando los mecanismos y causas inconscientes que producen la neurosis de angustia y por ello, las fobias sin objeto ( fobia social, agorafobia, medios de locomoción ) encontramos que el origen es sexual, pero no por ideas tomadas de la vida sexual  ni en realidad poseen un mecanismo psíquico especial (fobias raras).

La causa es la tensión nerviosa provocada por la abstinencia sexual o por la irritación y frustración de la satisfacción sexual completa en relaciones sexuales frustrantes que no llegan a buen término ( ausencia de orgasmo ).

Este tipo de condiciones existe mayormente en las mujeres, lo que incita a un estudio sobre el concepto de sexualidad en mujer y lo que supone para ella el ejercicio o represión de su sexualidad, pues tras una vida sexual frustrada, la génesis de la ansiedad, la neurosis de angustia y la aparición de fobias, forman un conjunto de síntomas cuya raíz radica en una vida sexual insatisfecha. Las fobias y las obsesiones suelen combinarse con frecuencia y es fácil hallar que la idea que constituye la fobia, a la cual va asociado un miedo, puede ser sustituida por otra idea, a veces con un matiz obsesivo.

 

Compártelo para ayudar a otras personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *