¿Cuales son las fases del desarrollo del trastorno obsesivo compulsivo? (toc)

Cómo entender la neurosis obsesiva.

1. Las experiencias sexuales en la infancia son determinantes.

    1. Primero suelen ser de carácter pasivo y luego de carácter activo pero llevadas a cabo con placer y o con gozosa participación en actos sexuales. La participación activa es mas propia de varones y la participación pasiva es mas en las chicas, aunque nos encontramos que durante la fase masculina del desarrollo femenino las niñas tiene una marcada actividad sexual infantil.

    2. La esencia u origen de la neurosis obsesiva puede encerrarse en una fórmula: las representaciones obsesivas son reproches transformados que retornan de la represión y se refieren siempre a un acto sexual de la niñez llevado a cabo con placer.

  1. La neurosis obsesiva se desarrolla:

    1. en un primer periodo al que llamamos el periodo de la inmoralidad infantil. El niño aquí no tiene ni noción de maldad, solo sabe que lo que hace le da placer. Una vez que pasa a la actividad y lleva a cabo lo aprendido sexualmente con otros niños o adultos, será este el motivo de los futuros reproches del obsesivo. Este periodo puede duran los primeros años hasta que aparece la maduración sexual.

    2. En este segundo periodo, ahora los recuerdos placenteros van asociados a un reproche y se trata de reprimir las primeras experiencias a través de la vergüenza, los escrúpulos, la desconfianza en sí mismo. Son síntomas con los cuales comenzará

    3. El tercer periodo: el de la salud aparente y en realidad de haber logrado reprimir las experiencias sexuales precoces placenteras.

    4. El cuarto perido es el de la enfermedad y se caracteriza por el retorno de los recuerdos primitivos, es decir, ha fracasado la defensa y vuelven los recuerdos sexuales precoces pero esta vez vienen asociado a reproches. A veces los recuerdos pasan a la conciencia pero otras veces sufren alteraciones, se modifican y se convierten en pensamientos y actos obsesivos. Que no dejan de ser los recuerdos, actos sexuales vividos pero deformados. Por ejemplo, una chica que se lavaba mucho las manos era por el placer sexual que sentían tocando el pene a otros niños. Lavarse las manos equivalía para ella el acto satisfactorio de tocar los penes y a la vez, lavarse las manos como reproche, vergüenza y escrupulosidad por haber tocado penes con placer. Otra chico que había sido abusado por la hermana en su cama y con la cual mantuvo un tiempo relaciones sexuales, hacía rituales de poner objetos alrededor de la cama en un orden casi perfecto. De esta manera el ritual equivalía a haber hecho el acto sexual con la hermana y a la vez defenderse por vergüenza y culpa contra ello, poniendo objetos alrededor de la cama como si quisiera impedir así que el acto sexual con la hermana no pasara.

 

 

 

 

 

 

 

Respuestas emocionales a la crisis del coronavirus en un estudio de 197 personas analizadas en los últimos diez días

.

En los últimos diez días, se ha desencadenado la crisis aguda del temor al contagio del coronavirus. He atendido cerca de doscientas personas entre pacientes, amigos y personas que me consultaron. Las respuestas emocionales no han sido tan variadas y hasta el día de hoy puedo resumirlas en miedo, temor, ansiedad, angustia ante la incertidumbre, fantasías catastrofistas de muerte y fin del mundo, ruina económica.
Vamos a analizar dichas reacciones emocionales con el instrumento de lectura del psicoanálisis.
El miedo es la respuesta emocional a un peligro. En este caso, el miedo es real, ya que según las noticias es un virus peligroso, que sin embargo afecta a personas que tienen el sistema inmune deprimido o ligeramente deprimido y con otras patologías asociadas. El hecho de conocer el factor externo del miedo, nos puede provocar angustia, que seria la respuesta emocional expectante ante el elemento externo peligroso. El hecho de que sintamos angustia, nos libra de padecer un síndrome o trastorno de la personalidad postraumático y así mismo, la angustia nos protege de padecer la reacción descontrolada y emocional, con pérdida del autocontrol que produciría el pánico.
Nuestro aparato psíquico, está regido por nuestros deseos inconscientes, los cuales, como ya explicó Freud, se sirven de los restos diurnos, de la realidad, de las fuentes, de la situación y excitaciones externas para poder manifestarse. En este caso, las fuentes externas causantes de la excitación de nuestro psiquismo y que puede producir miedo, ansiedad o angustia son propicias para la estimulación de la imaginación haciendo que cada persona tenga una respuesta emocional o afectiva parecida o distinta.

Leer más

TEMOR OBSESIVO A QUE LE PASE ALGO MALO A MI FAMILIA

Uno de los pensamientos intrusivos que padecen las personas con trastorno obsesivo compulsivo es la idea recurrente y obsesiva de “que le suceda algo malo a su familia”. Dentro de este espectro, a veces el temor obsesivo es con la figura de la madre, el padre o alguno de los hermanos. El obsesivo tiene temor que una desgracia, un accidente, una enfermedad, la muerte, le acontezca a la madre, al padre o alguno de los hermanos. Leer más