La Ciencia de la Sexualidad. El nacimiento del amor y el odio

Los celos, inauguran en el niño el nacimiento de un sentimiento determinante, el odio, el desprecio y el resentimiento. Hemos dicho que para todo niño, la situación inicial de ser atendido en exclusividad por la madre supone para el mismo un placer que viene a interrumpirse por la presencia del tercero, es decir, cuando el niño descubre que la causa por la cual ha perdido la exclusividad de la atención materna son los otros, donde incluimos al padre, a los hermanos, a las tareas de la madre, se genera un rechazo hacia todo aquello externo porque son la fuente de su displacer. La exclusividad que tenía ahora es compartida, de manera que todo aquello que el niño relaciona como fuente de su malestar lo va a odiar y rechazar.

Leer más

El Origen de la Sexualidad

Antes de hablar de sexualidad, deberíamos hacer una distinción entre sexualidad y sexo. Hay una fuerte conexión entre ambas e iremos desarrollando los aspectos psicológicos o psíquicos que se derivan de la relación de nuestra psiquis con algo tan determinante como es la sexualidad y el sexo.

Para iniciarnos en el tema, definimos sexualidad como “la relación que tenemos con el otro, los otros”. Aquí incluimos todo el campo de acción emocional, afectiva y genital del individuo. Digamos que nuestras relaciones familiares, laborales, sociales y de pareja, conforman el campo o espectro de nuestra sexualidad. Por lo tanto sexualidad, sería la relación que cada sujeto tiene con los otros sexos: hombres y mujeres. Al día de hoy, se niega la gran importancia que la sexualidad tiene en la vida de las personas y no se incluye como concepto determinante en la vida pero aunque se niegue,  no se puede obviar que la importancia de lo sexual para la vida y para todas las actividades humanas es de un orden infinito. Por eso que debemos desde ahora ampliar el concepto de sexualidad como una ENERGIA que nos mueve a relacionarnos con el mundo y de cuyo manejo o de cómo nos maneje determina el curso de nuestro destino vital. Y también debemos necesariamente aceptar la ampliación del concepto de sexualidad debido a los numerosos comportamientos humanos y desordenes en la personalidad que provocan los instintos sexuales y la manifestación infantil o inmadura de los sentimientos y afectos que tienen un origen sexual.

Leer más

¿SE PUEDE MODIFICAR LA MANERA DE PENSAR Y SENTIR? (Aproximación a un estudio de inteligencia lingüística)

Nuestra psiquis es una estructura de lenguaje, es decir, una suma, una inter interrelación de cadenas de significantes (palabras) cuyos significados están determinados desde lo real, lo simbólico  y lo imaginario. Ejemplo. “Yo tengo una familia”. La frase condensa una estructura psíquica: padre, madre, hermanos, tios, abuelos. Simbólicamente puede representar para mi la estabilidad, para otras personas la inestabilidad. Imaginariamente condensa la ambivalencia de las emociones. “Yo tengo una familia. Mi madre me quiso menos que a mi hermano. Siempre quise a mi padre. Mis hermanos me odiaban”, etc. En lo real inconsciente: el termino familia condensa el amor, el deseo, los instintos y la la ideología. Leer más